Hago

Investigo, estudio, aprendo y trasmito el mensaje de la Sagrada y Divina energía Femenina.

Desde hace cuatro años, mi camino espiritual está guiado por Magdalena, la maestra del Amor, encarnación de lo Femenino Sagrado. Sigo sus enseñanzas e intento expandir el mensaje de amor, compasión y perdón que ella y su amada llama gemela, el maestro Jeshua, dejaron en la Tierra hace dos mil años.

Ahora, iniciada ya la era de Acuario, Magdalena, la diosa, la madre, la amada, la esposa, la hermana, la amiga,  llama a los corazones puros a llevar la antorcha de lo Femenino para restaurar su poder y, así, volver a establecer el equilibrio divino en la Tierra. Ese equilibrio solo de dará cuando la energía Femenina sea redimida y su sabiduría vuelva a prevalecer. Ella, la energía femenina, sanará así el planeta y nos guiará en la evolución a la quinta dimensión.

Es hora de trasmitir la verdad y en esa labor me encuentro, junto a los miles de seres que formamos parte del Movimiento Magdalena.

Yo lo hago desde la humildad de ser un pequeño grano de arena en la magnífica montaña que conforman los seres despiertos que reman en la misma dirección, la de servir a la humanidad. Cada uno con un don o regalo del Cielo, yo con el de comunicar con palabras claras que salen de mi corazón y no de la mente, y la sabiduría fruto de un bagaje de intensas y enriquecedoras experiencias en esta y otras vidas.

Esa comunicación adquiere la forma de talleres y charlas a las que invito a todos los que vibren con Magdalena, con la Sagrada energía Femenina y estén dispuestos a conocer la verdad.